Colaboraciones · Poesía

Las hijas de tus palabras

 

DSC_0010.JPG

Nosotras, las mujeres que quisimos
penetrar en lo salvaje, anhelamos saborear
tu ser, así que nos introdujimos en la
estancia que de ti heredamos
y allí desgarramos los vestidos
que nos habían impuesto.

En medio de la sinceridad de la desnudez
posamos nuestros labios en los surcos
que desgarraban el suelo
y descubrimos en él la savia
expulsada por tus senos.

Nos extasiamos.

Reflejamos nuestra imagen en
tu espejo con la esperanza
de avistar en él tu esencia,
pero solo hallamos la muda seca
de una robusta serpiente
y la posibilidad abierta
de transitar por una nueva senda.

Nos adentramos.
Nos adentramos e iniciamos
la travesía de la salvación.

Ahora, acechantes, observamos
quiénes son aquellos que
desde el otro lado
nos deshonran
o nos niegan.

En los continuos ataques
nos afirmamos y, cuando
las fuerzas escasean,
volvemos la vista hacia el envés
del espejo, donde siempre
encontramos el impulso
de tu mirada.

Somos las indómitas hijas
engendradas por tus palabras
que usan el agua del río
y las piedras para limpiar
todos los úteros
mancillados.

Poema incluido en el número 36 de la revista Obituario, dedicado a Virginia Woolf.

Advertisements

Deixar unha resposta

introduce os teu datos ou preme nunha das iconas:

Logotipo de WordPress.com

Estás a comentar desde a túa conta de WordPress.com. Sair / Cambiar )

Twitter picture

Estás a comentar desde a túa conta de Twitter. Sair / Cambiar )

Facebook photo

Estás a comentar desde a túa conta de Facebook. Sair / Cambiar )

Google+ photo

Estás a comentar desde a túa conta de Google+. Sair / Cambiar )

Conectando a %s